Nutrición

La osteoporosis: combatirla con hábitos saludables es posible

La osteoporosis se caracteriza por una marcada reducción en la densidad y calidad de la estructura ósea. Por ello los huesos se vuelven más frágiles y el riesgo de fractura aumenta. Es una enfermedad silenciosa, que no presenta síntomas hasta la primera fractura. La pérdida de tejido óseo comienza en la menopausia cuando disminuyen los estrógenos. Los hombres también sufren pérdida de tejido óseo, pero a menor velocidad que las mujeres. La proporción estimada indica que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres padecen este tipo de fracturas, en mayores de 50 años.

Existen controles para prevenir la osteoporosis. Estos consisten en una consulta con un especialista, medición de la función y fuerza muscular; y medición de factores de riesgo de osteoporosis. Además, en caso de ser necesario, se complementará con la medición de los niveles de vitamina D presentes en el organismo.

Las fracturas se producen sobre todo en muñeca, cadera y vértebras, con un dolor intenso. La fractura de cadera es la más severa. Aproximadamente la mitad de las fracturas de columna vertebral no dan síntomas y la persona no sabe que las tiene sino se estudia.

Con la edad, no solo se deteriora la calidad del tejido óseo, sino que además los músculos pierden fuerza y función. La persona siente de a poco que ya no tiene la misma velocidad al caminar o pierde la capacidad de respuesta rápida ante las caídas. Por ello también es necesario hacer una evaluación sobre el funcionamiento muscular integral, que acompaña la prevención de accidentes o fracturas a edades avanzadas.

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

La vitamina D, es fundamental para la salud ósea y muscular. Está poco distribuida en los alimentos y su fuente principal es la exposición al sol.

Es importante tener hábitos saludables:

* actividad física regular,

* buena alimentación incluyendo lácteos, fuente principal de calcio,

* cantidad adecuada de ingesta de proteínas,

* exposición regular al sol.

Suprimir el cigarrillo y la ingesta excesiva de  alcohol,  son nocivos para el esqueleto.

Flan de queso

rico y fácil

4 huevos

1 lata de leche condensada

1/2 kg de queso blanco

1 pizca de esencia de vainilla

ralladura de 1 limón

caramelo

 

Batir los huevos con la leche condensada, el queso blanco, la esencia y la ralladura.

Echar la preparación en budinera acaramelada y hornear a baño maría unos 35 minutos.

Retirar, enfriar, desmoldar y servir.

En microondas, preparar la mezcla y cocinar en horno mediano de 12 a 15 minutos.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más