Nutrición

Dormir mal, no descansar, un mal que crece

El insomnio: enemigo de la calidad de vida

En nuestro país, el 85% de los habitantes de Buenos Aires considera que duerme mal. Una encuesta de FLENI desarrollada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI) reveló que 8 de cada 10 de los consultados duerme menos de la cantidad de horas recomendadas para un buen descanso.

Los problemas en el sueño son una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida a más del 45% de la población mundial. Sufrir trastornos o déficit de sueño puede provocar alteraciones en el aprendizaje, la memoria a largo plazo y el comportamiento de los niños y jóvenes y puede producir somnolencia diurna, efectos en la salud cardiovascular y en la atención y hasta incrementar el riesgo de sufrir accidentes de tránsito en el caso de los adultos.

Amanecer cansados y sentir sueño durante el día pueden ser síntomas que, si permanecen por un tiempo prolongado, pueden indicar que la persona necesita consultar a un especialista, señala el Dr. Podestá, especialista del Sanatorio Fleni.

Desconectarse de la tecnología que se usó durante todo el día, poco antes de de irse a dormir, favorece la capacidad de conciliar el sueño. El Dr. Podestá explica que “la luz que emiten los aparatos electrónicos, al tener la misma gama espectral que la del amanecer, interfiere nuestros ritmos circadianos ya que confunde a nuestro organismo con señales de despertar en lugar de entender que ya es hora de dormir”.

No mantener horarios regulares para acostarse y despertarse también puede producir un desbalance.

 

Fuente. FLENI

 

Cenar liviano, tranquilamente, y cerrar la comida con un té de hierbas también ayuda a dormir mejor.

Tés como el de manzanilla, melisa, lavanda, pasiflora, tilo, o limón, entre otros, poseen propiedades relajantes y sedantes que ayudan al cuerpo a descansar y a conciliar el sueño.

Sopa de calabaza

Para una cena liviana

 

Cortar 1 trozo de calabaza en cuadrados + 1 puerro picado + 1 puñado de perejil.

Hervir en abundante agua con sal y unas hojas de albahaca.

Licuar todo y servir en tazones con una cda de avena arrollada de cocimiento rápido.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más