Nutrición

¿Comida para la inteligencia o ser inteligente para comer?

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Melbourne, en Australia, dio a conocer que las personas que llevan una dieta poco saludable muestran una parte del hipocampo cerebral más pequeñas que aquellas quienes ingerían diariamente alimentos ricos en nutrientes como verduras, pescado y frutas.

Esto confirmó que la alimentación tiene una estrecha relación con la inteligencia, la memoria, el aprendizaje y la salud mental.

En otro estudio de la Universidad de California, en Estados Unidos, se explica cómo el omega-3, es un componente natural estructural que ayuda a las membranas de las neuronas y una falta del mismo podría estar asociado con un alto riesgo de padecer desórdenes mentales, como dislexia, depresión, esquizofrenia y demencia.

El pescado es un alimento rico en omega-3 por tanto, recomiendan ampliamente consumirlo dos o tres veces a la semana.  El salmón, las sardinas o atún son los que más alto nivel de omega-3 aportan al cuerpo.

Además, los especialistas aconsejan agregar al plato ciertas frutas y verduras como frutillas, arándanos y tomates, con gran poder antioxidante para que las células del cerebro tengan un correcto flujo de sangre y oxígeno para producir energía.

Otro excelente aliado es la yema de huevo pues contiene colina, fundamental para la memoria.

Las verduras de hoja verde como espinacas, lechuga, brócoli o acelgas tienen gran cantidad de hierro que es un nutriente que está directamente relacionado con las correctas funciones cerebrales y cognitivas, por lo que también se recomienda consumirlas a diario tomando en cuenta que son la mezcla idónea para la proteína de carne y pescado.

Dos tips para preparar filetes de pescado:

Milanesas (con pan rallado)

Salpimentar filetes de cualquier pescado, pasarlos por harina, huevo batido con sal y recubrir con pan rallado. freir en aceite caliente o acomodar en placas para horno, levemente aceitadas y hornear.

 

A la romana (con huevo y harina)

Salpimentar filetes de cualquier pescado, rociarlos con jugo de limón y dejar reposar 1/2 hora. Pasar por harina, huevo batido con  sal y pimienta y freir en aceite caliente que no humee.

Brocoli con pasta

Limpiar un paquete de brocoli, separar en ramitas, acomodar en una sartén, bañar con una taza de carlo y cocinar hasta tiernizar.

Volcar sobre una fuente de moños o espirales cocidos. Mezclar con la ayuda de dos tenedores.

Condimentar con un hilo de aceite de oliva y queso rallado.

Comentario: También se puede cocinar los brocoli en salsa de tomate aligerada con caldo.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más