Nutrición
Nutrición

Delicias con harinas integrales

Los cereales de la salud.

El mundo de la cocina integral ganó espacio entre consumidores y profesionales de la salud.

Historias relatadas por quienes optaron por una alimentación “entera”, completa y más saludable.

Tuvieron respuestas en cadena: “mi médico me las recomendó”; “en casa sólo comemos pan integral; “mis amasados son sólo con harinas y cereales integrales”.

La historia de los creadores de Hausbrot (Casa de pan), es una muestra de ello y tuve el privilegio de plasmar sus experiencias en el libro DELICIAS DE LA COCINA INTEGRAL, cuyo contenido responde a una actitud de vida.

Como decía Hipócrates, el padre de la medicina: que la comida sea tu medicina.

A este mundo tan especial, sabroso e “integral”, se ingresa de a poco.

Distinguiendo los cereales, su uso y aplicación en la cocina. Aquí algunos para ir descubriendo.

Son la fuerza de la vida. Es importante molerlos cuando se los vaya a consumir o adquirirlos donde haya garantía de frescura.

La nutrición señala:

Trigo:

Grano entero -harina de diferentes grosores- en copos- como salvado (lo llaman la escobilla natural del intestino).

Bueno para todas las edades. En los pequeños, consultar con el pediatra a partir de qué edad se pueden incorporar. Para los deportistas por su desgaste. En toda alimentación -siempre que se permita-, para aumentar el valor nutricional. Las harinas integrales requieren más líquido que la blanca. La extra fina es la mejor para repostería.

Arroz

Se recomienda el integral porque el grano entero conserva el salvado y el germen. El arroz yamaní es más redondo que los anteriores. Es bueno para niños mayores, jóvenes y adultos. Produce mayor saciedad y retarda la aparición del hambre. En cocina no necesita remojo. Se cocina una parte de arroz con 3 tazas de líquido. La sal se agrega al final.

Avena

Puede ser avena arrollada -de molido tradicional o fino- El salvado es una de las mejores fuentes en fibra soluble. Bueno para personas con hipertensión y/o trastornos de los lípidos. Personas con gran desgaste físico. En cocina, es de cocción rápida.

Maíz

Es un cereal rico en grasas. Se adquiere como granos, en copos, como harina de diferente grosor. No es panificable.

 

www.hausbrot.com

Pan Tres Cereales

30 g de levadura de cerveza

300 cc de agua

250 g de harina integral de trigo

50 g de harina de centeno

50 g de avena arrollada

1 cdta de sal

40 cc de aceite de girasol

Mezclar la levadura con una cda de harina integral de trigo y 50 cc de agua. Dejar fermentar.

Poner en un bol la harina restante, la de centeno, la avena y la sal. Ahuecar y agregar el fermento, el aceite y unir todo, incorporando el resto del agua.

Amasar bien, tapar y dejar leudar.

Aceitar 2 moldes, distribuir la masa en cantidades iguales presionando contra las paredes para formar un cuerpo compacto, dejar levar, espolvorear con harina integral o con un mix de semillas y hornear de 20 a 30 minutos.

Si se optó por la cubierta de semillas, retirar del horno y pincelar la superficie con agua fría.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más