Nutrición

El cuidado de la piel en verano

Tomar sol es beneficioso pero con precauciones.

Consultamos al Dr. Ariel Sethman, Jefe de Dermatología del Hospital de Clínicas, para recordar las precauciones que debemos tomar en tiempos de estar al sol.

¿Cuáles son los recaudos más básicos para tomar diariamente al exponerse al sol o al aire libre?

Es bueno recordar el horario recomendado: antes de las 10 de la mañana y después de las 16 horas. Siempre con fotoprotectores FPS+30. Asimismo, el resto del día, extremar recaudos.

Gorros y sombreros de ala ancha, anteojos de sol (recetados), ropas de hilo o algodón, son los básicos indicados para el aire libre.

Para aplicar los fotoprotectores, pasarlos por todo el cuerpo media hora antes de salir y repetir aplicación cada 2 horas. No dejar los fotoprotectores al aire libre o expuestos al sol, ni usarlos si están vencidos. Siempre consultar con el dermatólogo cuál es el adecuado para cada persona.

¡Atención con los días nublados! Es más peligroso, ya que pasan las radiaciones más dañinas. Es bueno tomar abundantes líquidos y evitar el alcohol, ya que seca e irrita más la piel.

Tanto la ropa adecuada como la ingesta de líquidos evitan el llamado "golpe de calor" o insolación, esto no lo hace el protector solar.

Quedarse todo el día dentro de la pileta no protege del sol, al contrario.

Usemos la sombra: cada tanto resguardarse de la radiación solar para evitar insolación, quemadura, deshidratación. Si uno no lleva reloj o desconoce la hora del día, usar la "regla de la sombra": si la que genera nuestro cuerpo al estar al aire libre es corta, quiere decir que el sol está en lo más alto, y eso puede corresponder al horario cercano a las 11.30 a 13.30.

Si, en cambio nuestra sombra es larga, el sol está alejado, y entonces el horario puede corresponder a antes de las 9.30 y después de las 16.30.

Con respecto a los medicamentos, es necesario consultar al médico cuál o cuáles medicaciones debe continuar o discontinuar durante la exposición solar, ya que pueden provocar reacciones fototóxicas o fotoalérgicas.

Los chicos: no exponer al sol directo a menores de un año. Por otro lado, los ancianos corren más riesgo de tener insolación, deshidratación, mareos, baja de presión.

Tip: previo a los días de vacaciones, ir tomando sol aunque sea 20 a 30 minutos, con fotoprotector, así uno va algo más protegido. Nuestro cuerpo fabrica así más melanina, que es nuestro fotoprotector natural. Cuanto más "blanco leche" estemos al momento de empezar a exponernos al sol, más riesgo de quemarnos y quedar "colorado como un tomate" o "camarón". A partir de los 10 minutos de estar al aire libre (día soleado o nublado) la piel empieza a ponerse roja.

 

¿Qué hacer si al volver de un día de playa o pileta quedamos como "camarones"?

No aplicarse alcohol en el cuerpo (práctica o mito bastante popular). El alcohol se absorbe mucho más sobre una piel irritada y puede generar efectos tóxicos graves.

Aplicarse emulsiones humectantes e hidratantes, a base de Vitamina A, avena, varias veces al día.

Ingerir abundante líquido (agua mineral, bebidas ricas en sales (Seven Up o Gatorade), jugos de fruta, gelatinas etc. Evitar alcohol.

¡Cuidado con los baños con agua helada! Pueden irritar más la piel. Baños breves, temperatura tibia, fuerza de la ducha tenue (no manguerazo), secarse lentamente, tipo palmaditas, (sin friccionar). Consultar con dermatólogo por necesidad de ingesta de medicación antiinflamatoria. Luego, no exponerse al sol ni día nublado por 48 horas.

¿Cómo se recomiendan los factores de protección?

Según el fototipo (color de piel) de la persona, (biotipo: piel seca, grasosa, mixta) y presencia o ausencia de vello (piel velluda, peluda o lampiña).

Cada fotoprotector tiene un número, llamado factor de protección solar (FPS). Significa cuánto tiempo tarda esa piel con ese protector en ponerse roja. Por ejemplo, si una persona sin protector a las 12 del mediodía se expone al sol, a los 4-10 minutos su piel so pondrá roja. Entonces, si usa un FPS 20, su piel tardará 20 veces más en enrojecer (80 a 100 minutos). Esto quiere decir, que ese protector solar lo protegerá por un máximo de 100 minutos, es decir una hora con 20 minutos). De ahí la importancia de reiterar las aplicaciones a lo largo de la exposición.

El dermatólogo entonces podrá recomendar qué tipo y grado de fotoprotector a cada paciente.

 

¿En qué medida los rayos del sol SI son beneficiosos para la salud?

Siempre que uno se cubra con fotoprotectores y ropa adecuada evitará los efectos nocivos del sol (manchas, fotoenvejecimiento, cáncer de piel).

Gracias a la exposición solar, nuestro cuerpo fabrica, Vitamina D y melanina, (nuestro fotoprotector natural gratuito).

También, el sol libera endorfinas, sustancias que producen placer (de allí la sensación agradable de tomar sol).

¿Qué alimentos son hidratantes o beneficiosos para una piel castigada?

Abundante líquido (agua mineral, bebidas ricas en sales (Seven Up o Gatorade), jugos de fruta, gelatinas etc.

Frutas y verduras de estación.

La consulta al dermatólogo siempre permite recibir no sólo recomendaciones, sino medidas de prevención, a fin de transformar al Sol de enemigo en amigo.

Ensalada Gina

En un bol, mezclar 1/3 de taza de aceite de oliva, 4 cucharadas de vinagre de vino, 1 diente de ajo deshecho, sal y pimienta a gusto.

Lavar y cortar una cabeza de scarola rizada, cortarla en trozos pequeños y colocar en otro bol.

Rociar con el aderezo, mezclar y dejar marinar por 30 minutos.

Agregar 100 g de pan tostado en cubitos y 100 g de queso fontina en juliana.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más