Nutrición
Nutrición

Diabetes: prevención y control

Una enfermedad silente que se combate con alimentación nutritiva y sana.

Por iniciativa de la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud, el 14 de noviembre pasado se celebró el Día Mundial de la Diabetes.

 

Se trata de una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina en cantidad suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto resulta en hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas.

 

Hay distintos tipos de diabetes:

 

Diabetes tipo 1. Conocida anteriormente como insulino dependiente o infanto- juvenil. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Suele aparecer en la infancia o adolescencia, aún se desconoce la causa y no se puede prevenir con el conocimiento actual.

 

Diabetes tipo 2. Conocida como no insulino dependiente o de la edad adulta. Se debe a una utilización ineficaz de la insulina. Es el tipo más común y representa el 90% de los casos mundiales. Hasta hace poco, sólo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños. El exceso de peso corporal y el sedentarismo se asocian habitualmente con este tipo de diabetes. Suele ser una enfermedad “silente”, pudiendo aparecer los síntomas luego de varios años. Una dieta adecuada y la realización de actividad física son la base de su prevención y de su tratamiento.

 

Diabetes gestacional. Consiste en un estado hiperglucémico que aparece o se detecta por vez primera durante el embarazo. Si bien suele desaparecer luego del parto, es probable que a futuro esa mujer desarrolle diabetes tipo 2.

 

¿Cuántas personas tienen diabetes?

 

Los cambios en el hábito alimentario y estilo de vida se han asociado a un incremento de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad a nivel mundial, lo que se relaciona con un aumento sostenido en la prevalencia de diabetes tipo 2.

 

Según la Federación Internacional de Diabetes actualmente existen 382 millones de personas en el mundo con diabetes, el 80% de las cuales vive en países de medianos y bajos ingresos. La carga de esta enfermedad a nivel mundial viene en aumento y se estima que para el año 2035 el número de individuos con diabetes tipo 2 se duplicará.

 

Para prevenirla, se recomienda concurrir al médico para controlar periódicamente los niveles de glucemia. Además, mantener un peso saludable y realizar actividad física regularmente previenen o retrasan la aparición de diabetes tipo 2.

 

En cuanto al tratamiento, es fundamental la regularidad en el control de los niveles de glucosa y de los lípidos (colesterol por ejemplo) en sangre y de la presión arterial.

 

También tienen importancia hábitos como llevar una alimentación saludable, realizar actividad física, mantener un adecuado peso corporal y evitar el tabaquismo.

 

La alimentación de las personas con diabetes, además de facilitar los niveles de glucemia dentro de valores aceptables, debe satisfacer los requerimientos nutricionales en cada etapa de la vida, permitiendo el crecimiento y desarrollo de los niños y adolescentes, el mantenimiento de un peso saludable en los adultos y el adecuado desarrollo del feto en el caso de diabetes gestacional.

 

Se sugiere comer en horarios regulares y en cantidades adecuadas. Deberían incluirse hidratos de carbono complejos preferentemente integrales (pastas, cereales, legumbres, pan, galletitas) cuya absorción es lenta y evitar los simples (azúcar, dulces, golosinas) que se absorben de manera rápida y elevan la glucemia velozmente.

 

Además, por ser una patología de riesgo cardiovascular, es importante seleccionar el tipo de grasas que se consumen para mantener los lípidos de la sangre (colesterol, triglicéridos, etc.) en valores aceptables.

 

Son preferibles las grasas vegetales (aceites) antes que las de origen animal (manteca, fiambres, embutidos, chacinados, carnes grasas). También se deberían incluir alimentos ricos en grasas monoinsaturadas (frutas secas, aceite de oliva y canola, palta, aceitunas) y alimentos fuentes de omega 3 (pescados grasos como caballa, sardinas, salmón y atún).

 

En relación a las frutas y las verduras, al igual que al resto de la población, se recomienda que las personas con diabetes consuman las 5 porciones diariamente, las modificaciones en el estilo de vida, en algunos casos e incorporar medicamentos o insulina para controlar la glucemia.

Las Estaciones Saludables son puestos de prevención de enfermedades y promoción de la salud donde enfermeros realizan de forma gratuita controles básicos como medición de peso y talla, presión arterial y glucemia.

 

Se encuentran distribuidas en 40 puntos estratégicos: plazas, parques y estaciones de subte. Sus servicios son gratuitos.

Para mayor información:
@BASaludable
prensabasaludable@buenosaires.gob.ar

Muslos de ave Caramel

Para que todos disfruten un plato diferente en la mesa festiva

12 pata muslos

1 taza y media de jugo de naranjas

1 taza de vino blanco seco

2 ramas de tomillo

1 hoja de laurel

edulcorante a gusto - apto para cocinar -

sal y pimienta

 

Calentar en un recipiente con base antiadherente y dorar los cuartos de pollo hasta que toman buen color.

Echar el jugo de naranjas, vino, hierbas, sal pimienta y unas gotas de adulcorante para cortar la acidez del jugo de naranjas.

Cocinar destapado para que el fondo se vaya concentrando y acaramelizando.

Cuando esto se haya conseguido, controlar la terneza del pollo y servir con ensalada fresca.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más