Nutrición
Nutrición

Semana Internacional del huevo

Una nueva mirada sobre un alimento ancestral.

El 11 de octubre se celebra el Día Mundial del Huevo, como epílogo de la Semana Mundial del Huevo, del lunes 7 al viernes 11 de octubre de 2013. Desde 1996, la Comisión Internacional del Huevo (International Egg Commission) organiza esta celebración que ha crecido año a año en diversidad de eventos alrededor del mundo.

Festivales, concursos de cocina y diseño, libros y revistas, jornadas infantiles, campañas publicitarias y encuentros gastronómicos como la Séptima Semana Gourmet del Huevo, donde 30 restaurantes de toda la Argentina presentarán platos especiales y menúes promocionales, especialmente creados para la ocasión.

Para más información: www.capia.com.ar

¿Cómo conservarlos adecuadamente y saber si están frescos?

Los huevos deben conservarse siempre entre 7 y 15ºC, y su duración es de aproximadamente 28 días desde la puesta. Se los considera extra frescos cuando se limita su plazo de consumo hasta 9 días.

Lo aconsejable es consumir sólo aquellos que estén con su cáscara bien limpia y no rota. Se pueden cepillar antes de guardar y a la hora de prepararlos y consumirlos, no cascarlos en el mismo recipiente que se prepara la comida. También se pueden lavar, pero sólo al momento de consumirlos. También tenemos que tener en cuenta, cómo reconocer si están frescos o no. Para ello existen varios métodos:

ya cocido y cortado de manera vertical, cuanto más centrada esté la yema más fresco es el huevo; cuanto más de lado esté, menos fresco será.

cuando se lo sumerge en agua y crudo (entero) si el huevo va hacia el fondo del recipiente, está fresco. Si queda de forma intermedia, puede que tenga ya una semana, pero si flota está poco fresco.

en crudo, no es fresco cuando su clara es muy líquida y su yema está aplastada y poco consistente.


¿Qué hay de cierto en la relación huevo-colesterol?

Esas recomendaciones han sido desterradas.

Se ha comprobado que lo que más aumenta el colesterol sanguíneo es el alto consumo de grasas saturadas y el bajo consumo de las insaturadas. No así el colesterol contenido en los alimentos, como erróneamente se creía.

Diversas investigaciones han demostrado que la ingesta de un huevo por día, no tiene ningún efecto sobre el colesterol sanguíneo, siempre dentro del contexto de dieta sana y equilibrada, más el complemento del ejercicio diario.

Por otra parte, protege al organismo de enfermedades como la desnutrición y malnutrición, a la vez que  promueve la salud.

Es económico y proporciona mayor sensación de saciedad.

Argentina, como parte de una tendencia en todo América Latina, presenta un alentador crecimiento en el consumo de huevo per cápita con 230 para 2013 (estimado según proyección anual, CAPIA - Cámara Argentina de Productores Avícolas).

Diez razones para consumir huevo:

1. Es 100% natural y envasado en origen.

2. Las proteínas son de alto valor biológico: aportan los 9 aminoácidos esenciales y son las que mejor aprovecha nuestro organismo.

3. Contiene más del 10% de las recomendaciones diarias de proteínas.

4. Aporta ácidos grasos insaturados, principalmente monoinsaturados, ácido graso oleico que tiene la propiedad de aumentar el colesterol bueno, que es el ácido graso principal del aceite de oliva.

5. Sólo 75 calorías por unidad, por lo que puede ser incluido en regímenes de adelgazamiento.

6. Gran variedad de vitaminas y minerales, a excepción de la vitamina C.

7. Sustancias antioxidantes.

8. Su consumo es conveniente en todas las etapas de la vida. Nutre al niño, fortalece al adolescente, alimenta al adulto y favorece al anciano gracias a su inigualable aporte de nutrientes.

9. Por su valor nutricional y económico es un excelente alimento en la relación costo-beneficio.

10. Es de fácil aplicación en comidas rápidas y saludables.

Huevos rellenos

Un clásico que gusta a todos.

Hervir cuatro huevos hasta que estén duros (no más de diez minutos).

Enfriar en agua fría, pelar, secar y abrir por la mitad.

Retirar la yema, mezclarla con una cucharada de cebollín fresco picado, sal, aceite de oliva y gotas de jugo de limón.

Cortar tomates perita chicos al medio, acomodar en el fondo un poco de arvejas cocidas pisadas y mezcladas con aceite de oliva y sal.

Rellenar los huevos con la mezcla de la yema, acomodar una mitad en cada tomate, decorar con hierbas y servir fresco sobre un lecho de escarola.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más