Nutrición
Nutrición

Claves para mantener nuestro sistema inmune saludable

Para tener en cuenta y ayudar al trabajo de las defensas del organismo.

Hay nutrientes fundamentales que colaboran en mantener nuestro sistema inmune saludable.

Hierro: es fundamental incorporar, al menos, dos veces por semana carnes rojas muy magras. También lentejas, bróccoli, algas (no son del gusto de la mayoría pero contienen muchos minerales), spirulina, etc.

La falta de zinc, un catalizador sobre la respuesta del sistema inumne para enfrentar agentes patógenos, afecta la acción normal de los glóbulos blancos.

La Vitamina C, todos los días, la encontramos en los cítricos, tomates, frutillas, perejil, papas, ajíes.

Sésamo, maní, legumbres y frutos secos, también son beneficiosos.

Zanahorias, espinaca, perejil, aceite de pescado, verduras de color rojo y anaranjado aportan vitamina A y juegan un papel importante en las infecciones.

¡Atención al funcionamiento intestinal!

Para favorcecer la inmunidad debemos cuidar la salud intestinal. Cerca de 300 m2 de superficie están en contacto con toxinas externas que ingerimos con nuestra dieta. Este gran órgano tiene vitales funciones en el sistema inmunológico. Cualquier factor que afecte la pared intestinal, como intolereancia a la lactosa, alergias alimentarias, exceso de gluten, sobrecrecimiento de cándidas, constipación crónica, producen una filtración excesiva de los residuos del intestino hacia el interior de nuestro cuerpo.

Para cuidar la mucosa intestinal:

Evitar alimentos irritantes (harinas, fibras en exceso, café).

Disminuir el consumo de azúcar.

Incluir probióticos naturales.

Tomar suplementos de Omega3.

Masticar correctamente y ensalivar los alimentos.

 

Entre las hierbas que benefician el sistema inmunológico vale la pena mencionar la equinacia y la hierba ayurvédica Ashwagandha, por su efecto para estimular el sistema inmunológico.

El alga spirulina potencia nuestras defensas por su alto contenido en hierro.

Pescado con verduras en fuente

Cubrir la base de una fuente térmica mediana con doble capa de ruedas de papas espolvoreadas con provenzal, sal y pimienta.

Acomodar seis filetes de cualquier pescado (merluza, porciones de brótola o lenguado, o filetes de pejerrey despinado) y taparlos con abundante juliana de ajiés, cebollas, dientes de ajo, cabecitas de bróccoli y cubitos de tomate fresco.

Rociar con aceite de oliva, espolvorear con abundante queso rallado y cocinar 20 minutos a fuego mediano.

Si se desea, rociar con hilos de crema de leche de bajo tenor graso.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más