Nutrición

Hidratarse saludablemente

El agua: elemento esencial para la vida.

Hidratación, en realidad, significa mucho más que beber agua. Es parte de un estilo de vida saludable que, combinado con actividad física, es clave para mantener una buena salud. Sin aporte de calorías, el agua no sólo hidrata el cuerpo, también es socio indispensable para manejar nuestro peso.

Un adulto promedio tiene su cuerpo constituido por agua en un 60%. Alrededor de dos tercios del total del agua corporal es intracelular, mientras que un tercio es extracelular, incluyendo la sangre. Poniéndolo en otros términos, un hombre que pesa 70 kilos contiene alrededor de 42 litros de agua.

El cuerpo necesita una considerable cantidad de agua porque cumple varios roles vitales, entre ellos:

Mantener la temperatura interna en un nivel constante (gracias a la sudoración).

Eliminar productos de desecho mediante la orina.

Transportar nutrientes derivados de los alimentos en el tracto digestivo y el torrente sanguíneo.

Actuar como lubricante en articulaciones y mitigante de impactos para el cerebro, espina dorsal y fetos.

Un adulto sano, con un estilo de vida sedentario común, pierde diariamente unos 2,5 litros por día de agua, lo cual se repone en parte por nuestro propio metabolismo y por los alimentos que ingerimos. Pero aún queda un déficit de 1,5 litros, que debe ser provisto por la ingestión de liquidos. Por lo tanto, mantener el balance de agua es una prioridad diaria.

Fuente: www.nestlenutrition-institute.org

Para recordar:

Sentir sed ya es un síntoma de cierto grado de deshidratación, por ello es mejor evitarla, bebiendo regularmente a lo largo de todo el día.

Los chicos y los adultos mayores requieren más ayuda porque necesitan que las bebidas les sean ofrecidas.

Siempre el agua es la mejor alternativa para mantener la salud. Al estar disponible desde distintas fuentes -red, embotellada- es importante ver cuál se tomará porque la calidad varía de un lugar a otro.

La cantidad exacta de agua que cada individuo necesita depende de la edad, sexo, clima, actividad física y dieta.


Algunos signos de deshidratación:

Aumento de la sed

Boca reseca

Mareos o dolores de cabeza

Fatiga

Concentración disminuida

Baja diuresis

Incapacidad de producir lágrimas

Piel reseca

Granizado de frutos rojos

Refrescante y nutritivo para todas las edades

 

Poner 250 g de frutos rojos variados y frescos o congelados en el vaso de la licuadora.

Incorporar una cucharada o dos de miel y el contenido de media cubetera con cubitos. Licuar hasta obtener un batido espumoso.

Verter de inmediato en vasos altos.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más