Nutrición
Nutrición

Que tu alimento sea tu medicina

Silvana Ridner, terapeuta nutricional: otra visión que suma para una alimentación sana.

Silvana Ridner.

 

Cuando Laura Rudminsky supo que tenía esclerodermia, además de comenzar a tratarse, decidió ponerse manos a la obra para difundir las opciones para que esta enfermedad, del grupo de las enfermedades raras, no arruine la calidad de vida de quienes la padecen.

Una vez diagnosticada, regresó a su Córdoba natal con la idea de fundar una sede de AAEDYR, la Asociación Argentina de Esclerodermia y Raynaud, en Córdoba. Empezó de a poquito. Actualmente, divide su tiempo entre su trabajo de siempre y la asociación. Basada en la idea de la necesidad de profundizar coberturas de todo tipo, para las denominadas enfermedades raras como la esclerodermia, en las que la escasez de experiencias genera retrasos del diagnóstico y dificultades de acceso a la asistencia con deterioro físico, intelectual y psicológico.

La asociación se propone concientizar sobre la importancia de un diagnóstico a tiempo para prevenir. Animar a distintos actores de la sociedad como equipos médicos, laboratorios, ministerio de salud y otros profesionales a investigar y generar soluciones.

La esclerodermia es una enfermedad del tejido conectivo por sobreproducción de colágeno que afecta esencialmente a la piel. Poco frecuente, por cada millón de personas, se dan 10-18 nuevos casos cada año. Puede manifestarse a todas las edades pero surge generalmente en edad adulta y con clara predilección por el sexo femenino.

Existen varias teorías respecto del origen: una sugiere que el propio sistema inmunológico juega una parte. Se espera que una mejor comprensión de las causas lleve a mejores métodos de tratamientos, y finalmente, a la cura. Presenta una gran variedad de síntomas no específicos, incluyendo fatiga, falta de energía, debilidad general, pérdida de peso, y dolores musculares, en articulaciones o huesos.

Los tratamientos o medicamentos recomendados por el médico dependerán de la evaluación de las causas de estos síntomas, e incluyen mejoras en la calidad de vida y en la nutrición en general. Laura “Luli” Rudminsky empezó por agrupar a personas que, como ella, querían estar mejor cada mañana. Y lo logró, lo lograron.

Por eso, invitamos en esta edición a Silvana Ridner, terapeuta nutricional, quien aportó su valioso punto de vista sobre qué hay que tener en cuenta a la hora de alcanzar un cuerpo sano. Porque es una meta dentro y fuera de esta y cualquier enfermedad.

Para comunicarse con AAEDYR Córdoba: laurarumi@hotmail.com

 

 

¿Cómo entender un cuerpo sano desde la nutrición?

Enferman tanto las malas comidas, como los malos pensamientos y el estrés. Los alimentos crudos son la base de una buena nutrición, pues favorece la alcalinidad de la sangre. Una buena alimentación debe tener un 70 % de alimentos crudos y un 30% de cocidos. Debe ser rica en frutas y verduras crudas, reemplazar las harinas y cereales refinados por cereales integrales y consumir abundante agua. Evitar, en lo posible, los aditivos químicos y los conservantes y colorantes.

¿Es necesario restringirse en algunos alimentos o la combinación de todos es salud?

Es fundamental combinar bien los alimentos. Esto está basado en cómo se digieren, en su composición y en tratar de comer en forma sencilla para absorber los nutrientes. A veces se mezclan muchos alimentos en una misma comida y esto entorpece el proceso digestivo, por lo cual no se asimilan bien. No utilizaría el término restringirse sino consumir verdaderos alimentos.

¿Es difícil que la gente acepte una terapia alternativa desde lo nutricional?

Es complicado, no imposible. Hay hábitos muy arraigados y ancestrales. Sin embargo, cuando se comienza y se notan los resultados, la gente comienza a incorporarlos con otra actitud. Los alimentos, además de nutrirnos, son terapéuticos: éste es un patrón mental que debemos comprender. La verdadera salud, la farmacia se encuentra en la cocina. Donde se elaboran alimentos naturales y con mucho amor.

¿Cuál sería un modelo posible de dieta de balanceada y sana para un día?

La mañana es el período de eliminación del organismo, por lo cual lo más apropiado es ingerir frutas crudas o bien jugos naturales. Lo ideal: combinar la fruta con granola artesanal, que es un cereal tostado, generalmente avena, combinado con semillas oleaginosas o frutas secas y miel o azúcar integral. También infusiones de hierbas o bien mate a quien le agrade. 

Al mediodía, un buen almuerzo, una ensalada de verduras crudas y una proteína de buena calidad. Para quienes comen carnes, pueden alternar entre carnes rojas, pollo preferentemente natural o bien pescado de mar de aguas profundas. A lo largo de la semana reemplazar una ingesta de carne por un cereal integral o bien alguna legumbre o fécula como papa o batata. Sugiero no mezclar las carnes con cereales, legumbres o féculas.

Para la merienda, una infusión de hierbas o mate acompañada de tostadas del genuino pan integral o de centeno con una mermelada natural o bien una mantequilla vegetal. A los niños se les pueden hacer postrecitos naturales en base a tofu, y leche vegetal con cacao amargo y miel.

Por la noche, mantener el esquema del mediodía, evitando las carnes, que requieren más tiempo para ser digeridas y darle prioridad a los cereales integrales o féculas.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de la alimentación en los casos de esclerodermia?

Hay alimentos básicos. En la esclerodermia se produce sequedad de mucosas, tanto por dentro como por fuera. Los aceites de primera presión en frío y orgánicos de girasol y lino mantienen la humedad de las mucosas. A esto se suma el efecto de la levadura de cerveza virgen que, además de humectar, aporta todas las vitaminas del grupo B.

El germen de trigo sin tostar es muy importante, lo mismo que las semillas oleaginosas: sésamo integral, girasol, lino, chía, almendras, nueces, castañas de cajú sin salar. El aceite de oliva extra virgen es muy bueno, pero los básicos son girasol y lino. Usar los tres. La sal sugerida, moderadamente, es la sal rosada del Himalaya, que no produce retención de líquidos y no eleva la presión arterial.

Darle prioridad a las frutas y verduras crudas. Las frutas aportan líquidos que aumentan la humedad de la piel.

Silvana Ridner
Terapeuta Nutricional, Floral y en Obsidiana
www.lacasdesilvana.com.ar

Fetas de tofu saborizadas al ajo

350 g de tofu orgánico no transgénico
Para marinar el tofu:
1/4  taza de agua
3 cdas soperas de aceite de oliva extra virgen, orgánico
2 dientes de ajo, de los grandes
hojitas de perejil fresco a gusto
1 cda tamaño té de sal rosada del Himalaya
1 cdta tamaño té de orégano
2 cdtas tamaño té de provenzal seca
1/2 cdta tamaño café de pimentón dulce
1 cdta tamaño café de cúrcuma en polvo
pizca de jengibre en polvo
una pizca de pimienta (de grano o molida)

Cortar el tofu en 12 fetas. Picar los 2 dientes de ajo y las hojitas de perejil bien chiquitos. En un bol colocar el agua, la sal, el ajo picadito con el perejil fresco, el pimentón dulce, la cúrcuma, el jengibre, el orégano, la provenzal seca y la pimienta. 

Mezclar bien y agregar la medida de aceite de oliva que indica la receta. Volver a mezclar. Cubrir el fondo de una fuente con una parte del adobo preparado, luego acomodar las fetas de tofu y verter por encima el resto del adobo. Si tenemos tiempo dejar macerando durante 15 minutos en la heladera. Utilizar una fuente de vidrio, tipo Pirex rectangular, es la mejor para hacer esta receta. Cocción: Llevar a horno a fuego fuerte. Cocinar unos 10 a 15 minutos de ambos lados hasta dorar bien el tofu.


Nota: las fetas de tofu se conservan 3 o 4 días como máximo en la heladera. 

Para compañar: un wok de verduras. Cortar las fetas una vez cocidas y frías en cubitos y agregarlas al wok. Servir todo bien calentito.


Receta de Vanina Ridner, CocinArte Natural.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más