Nutrición

Salud y bienestar

¿Cómo cuidar el medio ambiente desde la cocina?

Usar el mínimo de agua posible para lavar verduras y frutas.

Fuente: http://www.opds.gba.gov.ar/planbio/

En la actualidad, los consumidores recibimos mucha información sobre el cuidado del medio ambiente. La gente menuda pone freno a los errores de los mayores, los padres aprenden de los chicos y los abuelos, también.

Nos censuran si tiramos papeles o descuidamos el reciclado de todo aquello que se puede rescatar, han incorporado las expresiones “no malgastes porque a otros les puede faltar", “apagá las luces innecesarias” y otras que nos parecen de otra galaxia.

Más allá de lo anecdótico, sin embargo, aún falta tomar conciencia de los pasos domésticos.

Recuerdo a mi madre alimentando sus plantas con té, café o mate, porque era bueno. Hoy los chicos lo hacen porque -y así lo explican sin dudar- son abonos naturales que nos alejan de los herbicidas.

El hoy lo sustentamos en la ciencia y la técnica, sumando pensamientos y sentimientos para vivir mejor… Entonces, aprendamos a escuchar y poner en práctica los consejos de quienes saben.

 

Aquí, algunos datos para compartir:

La educación ambiental es al medio ambiente lo que la medicina preventiva es a la salud.

En la cocina se concentran la mayor cantidad de tareas domésticas. Si prestamos un poco de atención a nuestros pasos, podemos contribuir a cuidar la salud del planeta, nuestra casa mayor. 

Consejos simples y prácticos

■ No arrojar aceite ni grasa por la pileta; envolverlos en abundantes hojas de diario y llevar a bolsas de residuos.

■ El Plan Bio de la Provincia de Buenos Aires facilita el reciclado de aceite vegetal usado.

■ Usar el mínimo de agua posible para lavar verduras y frutas; recoger la que va cayendo en un recipiente y destinarla al riego de las plantas. También los desechos orgánicos: café, té, yerba mate, cáscara de huevo, de frutas y verduras, hueso de pollo y carne pulverizados son buenos nutrientes para enriquecer la tierra de macetas y jardines.

■ Usar tablas diferentes para alimentos crudos y cocidos. Vinagre y limón son buenos aliados en la higiene de la cocina.

■ Conservar todo tapado dentro de la heladera y verificar que no haya fuga de frío por mal estado de los burletes.

■ No acumular pilas en el hogar y hasta que haya un destino más seguro, arrojarlas por unidades o pares en los recipientes con residuos comunes; nunca todas juntas.

Asesoró la Lic. Graciela Keskiskian, Geógrafa. Especialista en Educación Ambiental. 

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más