Nutrición
Nutrición

Después de las fiestas… ¡un largo verano nos espera!

Pasaron las fiestas y, seguramente, hubo excesos. ¿Por qué no replantearse la alimentación?

Todo momento es bueno para reencaminar pasos perdidos. Para los primeros días post-celebraciones varias, lo mejor es comer liviano, evitar las frituras, comidas elaboradas, grasas y optar por productos frescos. Las frutas y verduras ocupan un lugar especial por su riqueza en fibra, antioxidantes y por ser fuente de agua, vitaminas y minerales.

¿La mejor propuesta? Comenzar el día con frutas, solas o combinadas con un yogurt descremado, asegurándonos la presencia de calcio.

Al mediodía, combinar distintas verduras en ensaladas, variando la selección para no aburrirse. Para completar el plato, lo mejor es una proteína: huevo, pollo o pescado, de muy fácil digestión. Es la mejor opción en vacaciones, si se quiere armar una vianda o tal vez, para llevarla al trabajo. Como pueden apreciar, es una cuestión de organización. Con los aderezos, ser cuidadosos con la cantidad; preferir vinagretas ligeras o usar con moderación aceite de oliva, canola o girasol.

Una recomendación especial: no pasar por alto la merienda que puede ser un licuado de frutas de la estación, hielo y agua. Es una excelente opción para no llegar hambrientos a la cena.

Por la noche, un soufflé de zapallitos o calabaza, o bien una omelette con verduras y queso magro o una lasagna de berenjenas; o bien un wok de verduras con brotes de soja o verduras grilladas con arroz integral o una pasta al dente con aceite de oliva. Si la comida fuerte es por la noche, elegir carnes al horno, a la plancha o a la parrilla, siempre con verduras y evitando las salsas. La premisa es favorecer una buena digestión luego de los excesos de las fiestas.

¡A no olvidarse del ejercicio! Realizar actividad física diaria no menos de 30 minutos protege el sistema cardiovascular, reduce el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular, mejora el rendimiento intelectual, fortalece tus huesos y articulaciones y colabora en el control del peso.

Muy importante: Beber agua en cantidad suficiente para cuidar la salud.

En verano, el cuerpo pierde líquido como consecuencia de las altas temperaturas y, por ende, necesita reponer agua. Se calcula que una persona de 70 kg debe consumir 2,5 litros de agua por día.

Consejo saludable: No dejar nada “para después”. Intentar cambios progresivos en el estilo de vida. Los resultados los irás viendo con el tiempo y tu cuerpo te lo agradecerá.

Asesoró: doctora Paola Harwicz
Especialista en  Cardiología y Nutrición
Integrante del Grupo Obesidad de la Soc. Argentina de Nutrición
www.nutricionenlared.com

Ensaladas bien frescas

De zucchini y albahaca
Lavar y cortar 3 zucchini a lo largo, quitarles las semillas y rallarlos sin pelar. Mezclarlos con garbanzos hervidos, albahaca picada, 1 cda de provenzal, aceite de oliva, jugo de limón, poca sal y toque de pimentón.

De palta, pera y ricotta
Pelar 1 palta grande y cortarla en gajos medianos. Proceder del mismo modo con 1 pera fresca, poner en un bol, condimentar con aceite de oliva, jugo de limón, poca sal, pimienta y cubrir con ricotta magra desgranada. Mezclar con cuidado y servir.

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más