Nutrición
Nutrición

¡Comamos, bebamos y seamos felices!

La esperanza cotidiana y simple para una mejor calidad de vida.

 


Uno de los encuentros más importantes del último Congreso de Nutrición, fueron las jornadas con la comunidad, sobre un plan de comunicación desarrollado por las Licenciadas Maria Angelica Domecq y María Emilia Mazzei donde se abordaron con sentido teórico-práctico esos conocimientos que colaboran a una mejor calidad de vida.

Lo destacable: se habló de la salud, no sólo desde el conocimiento científico, sino muy especialmente desde lo cotidiano, con un sentido esperanzador sobre cómo vivir mejor, controlar el stress y disfrutar de lo que comemos, compartiendo la mesa con nuestros afectos cercanos.

 

Pirámide Alimentaria
La familia está en la base, con un espacio para las actividades físicas (no menos de 150 minutos por semana). Los siguientes escalones, hasta llegar al vértice son:

10 vasos diarios de agua.
Almidones, fuente de energía (panes con fibras, pastas, cereales integrales, legumbres, vegetales feculentos).
Verduras y frutas, fuente de vitaminas, minerales, fibra y fitonutrientes.
Proteínas: carnes, quesos y huevos.
Lácteos: en todas sus formas.
Sustancias grasas.

Las guías alimentarias, elaboradas por nutricionistas argentinos, tienen en cuenta el perfil de nuestras costumbres sujetas a una cultura autóctona y heredada. No debemos complicarnos. Lo importante es elegir esas recetas cercanas al paladar nacional, con las modificaciones acorde a las leyes de la buena nutrición.
Comer rico y sano… ¡es posible!

Ensalada de palta y ave

Mezclar ½ taza de aceitunas negras en rodajas con 2 tazas de apio picado, 3 tazas de blanco de ave cocido y picado, 1 palta en cubos, 2 cdas. de jugo de limón, una pizca de pimienta, 1 cdta. de perejil deshidratado. Aderezar con 3 cdas. de mayonesa light diluida en 5 cdas. de crema de leche 0% grasa. Mezclar y servir con uvas frescas sin semillas.

4 porciones

Chauchas al tomate



Picar 3 ajos, 2 cebollas, 2 morrones y poner en una cacerola. Agregar ½ kg de chauchas sin hilos, 2 tazas de salsa de tomate y 1 taza de caldo desgrasado. Tapar y dejar hervir hasta que las chauchas estén tiernas y la salsa algo espesa, incorporando más líquido durante la cocción, si fuere necesario. Distribuir en una fuente, espolvorear con perejil picado y completar con 2 huevos duros cortados en cuartos.

4 porciones

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más