Nutrición
Nutrición

La obesidad infantil: todo un tema

“Comé… no comas… comé… no comás”… ¿Qué les decimos? ¿Cuándo? ¿De qué modo?


Órdenes que confunden, mandatos heredados, actitudes que se contradicen. La obesidad constituye un problema que compete a la salud pública mundial, según señala la Licenciada en Nutrición Beatriz Grippo, especialista en obesidad infantil.

En el 2010, cerca de 43 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso. En nuestro país, se advierte un aumento del sobrepeso y obesidad en escolares y adolescentes, un problema que si persiste, especialmente en la adolescencia-, tiende a fijarse en la adultez donde confluyen factores de riesgo relacionados con la distribución de grasa en el cuerpo. La feroz competencia por el verse delgado en el mundo actual, conduce al consumo de dietas mágicas y peligrosas para el organismo. En realidad, todos los niños, obesos o no, deberían poder adquirir hábitos de alimentación que los gratifiquen y los ayuden a crecer sanos y fuertes.

Antes, un chico “gordo y cachetón” era un chico sano. En la actualidad, es decisivo estar alertas frente a la obesidad infantil y prevenirla. Una cosa es que sus mejillas estén sonrosadas y otra muy diferente es que sufran de un sobrepeso que les trae dificultades, mala calidad de vida y los convierte en blanco de bromas.

La familia es muy importante
Siempre lo fue. Constituye el primer espacio, el ámbito natural donde asumir la responsabilidad y el compromiso del tratamiento, al que se debe prestar mayor atención cuanto más pequeño es el niño.

* La familia debe estar preparada para producir los cambios duraderos en el estilo de vida y alimentación.
* Tiene que lograr estos pequeños cambios mediante el ejemplo, la persuasión y las gratificaciones.
* Los padres deben poner los límites cuando sea necesario y no admitir transgresiones ante el primer pataleo del niño.
* Cuando los padres acompañan a su hijo en el cambio del estilo de vida, alimentación y actividad física, se obtienen mejores resultados. Además. Deben ser constantes y no desanimarse, ya que a la meta se llega en un mediano plazo.
* La familia debe acordar en retirar de la heladera y alacena los alimentos tentadores, a la vez que respetar las 4 comidas diarias. Puede haber colaciones pero evitar el picoteo.
* Todos deben comer los mismos alimentos para no discriminar, y si comen otros, hacerlo fuera de la presencia del niño obeso para no tentarlo, especialmente al inicio del tratamiento.
* No prohibirle alimentos ni necesariamente prepararles comidas especiales. Ideal: cambiar las técnicas de cocción, reducir el aceite y/o azúcar y reemplazar el queso rallado por uno magro con 3% de grasa.

Algunas claves para tener en cuenta: no servir porciones grandes, evitar repetir el plato, servir los alimentos en forma atractiva y colorida, hacer de la mesa familiar un momento de tranquilidad y encuentro. Y además: evitar grasas y embutidos, frituras, manteca, crema, quesos enteros, bebidas con azúcar, leche, yogur y postres enteros o descremados con agregados de azúcar, golosinas, snacks salados, copos de cereal azucarados y galletas rellenas.

beatrizgrippo@fibertel.com.ar

3 opciones para compartir en familia
Zapallito relleno con carne
Ñoquis de ricotta livianos (ver receta)
Manzana

Ensalada de repollo y zanahoria
Milanesa de carne o pollo
Dados de calabaza
Frutillas

Tomate al medio
Peceto a la cacerola con cebolla
Puré de calabaza
Kiwis con jugo de naranja

Ofrecer a los chicos sabores que atraigan su paladar y les den beneficios a su salud.

Ñoquis de ricotta livianos

Para comer pastas sin culpa.

300 g de Ricotta semi magra VERONICA
sal
nuez moscada
100 g de harina 000


Poner la ricotta semi magra Verónica en un bol, condimentar con sal, pizca de nuez moscada y agregar la harina. Unir sin amasar, hacer dos cilindros y cortar en pequeñas porciones semejantes a un dado mediano. Hervir en abundante agua con sal y retirarlos con una espumadera cuando suben a la superficie. Rociar con una cucharadita de aceite de oliva y completar con cubitos de tomate fresco y gajos de repollitos de Bruselas hervidos.

Rinde 2 porciones
Porción infantil: 24 ñoquis

 

ver todo vida sana
Seguinos en Facebook, Linkedin, instagram Seguinos en instagram Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Buscador

Newsletter


Para recibirlo

La cocina súper fácil del supermercado
Recetas de Miriam

Las recetas de la cocina familiar de Miriam Becker.


ver más

Invitados

Una sección para aprender y compartir con los que saben.
ver más